Apagar correctamente: 4 ejercicios rápidos contra el estrés diario

Hay fases en las que te sientes perseguido: constantemente nuevas tareas en el trabajo, momentos agotadores con los niños y quizás preocuparte por tus propios padres. A la larga, este estrés puede enfermarlo.

Hacer saltos

Si tiene que desahogarse en su escritorio durante un día largo, puede conseguir una cuerda para saltar. Saltar la cuerda ocupa poco espacio y aumenta rápidamente tu frecuencia cardíaca.

Si los techos son demasiado bajos, es útil bajar y subir escaleras en su lugar. Es bueno dar dos pasos a la vez.

Respire adecuadamente

Con la respiración abdominal profunda se llega a descansar. Tómese un minuto y respire profundamente seis veces para que la pared abdominal suba y baje notablemente. Entonces, cada respiración dura unos diez segundos.

Haz un contramovimiento

Los movimientos en la dirección opuesta ayudan a aliviar la tensión leve. Por ejemplo, si el estrés constriñe el pecho, a menudo es útil poner las manos en la parte baja de la espalda o cruzar los brazos sobre la cabeza y levantar el esternón.

Si el estrés está en el cuello, puede hacer bien estirarse y dejar que los hombros se hundan.

Recoge momentos de felicidad

Con este truco podrás darte cuenta de cuántas experiencias felices te esperan cada día. Funciona así: por la mañana, ponga varias piedras, monedas u otros objetos pequeños en el bolsillo izquierdo del pantalón o de la chaqueta, y deje que una de estas piedras se meta en el otro bolsillo en cada momento de felicidad.

Por la noche, las piedras del bolsillo derecho te ayudan a recordar los momentos que has acumulado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion