Determine el peso corporal con precisión: estos errores deben evitarse al pesar

Aquellos que quieren bajar de peso o vigilar su peso se suben a la balanza con regularidad. El peso adicional a menudo tiene un efecto negativo sobre el estado de ánimo y el bienestar.

Sin embargo, un número ligeramente fluctuante en la pantalla no tiene por qué ser motivo de preocupación: los errores pueden aparecer fácilmente al pesar, lo que lleva a que se muestren dos kilos más o menos.

Además: el peso corporal puro suele decir relativamente poco sobre el estado de salud y la apariencia visual del cuerpo.

Para obtener un resultado realista, se debe prestar atención a los siguientes hábitos.

1. La escala está mal

Para pesarse correctamente, primero debe colocar la balanza correctamente. Y eso comienza con una superficie adecuada, porque las escamas son muy sensibles.

Los resultados de la medición rápidamente se vuelven inexactos en una superficie inclinada o irregular, como una alfombra. Por lo tanto, las baldosas de madera o lisas son las más adecuadas para colocar la escala.

Además, la báscula no debe estar demasiado cerca de una pared o puerta, ya que esto también puede falsificar el resultado.

2. Pesar en el momento equivocado

Si tiene que pesarse por la noche, debe esperar mayores fluctuaciones de peso; dependiendo de la cantidad de alimentos que haya consumido durante el día, el número es a veces mayor, a veces menor. El peso puede fluctuar mucho inmediatamente después del entrenamiento.

Sin embargo, por la mañana, la mayoría de las personas pesan menos que por la noche y el resultado es más fiable.

Es mejor subirse a la balanza brevemente por la mañana antes o después de la ducha. Idealmente sin ropa, porque a veces puede ser bastante pesada.

Lo mejor es beber un vaso de agua antes de pesar. Debido a que el cuerpo se deshidrata durante la noche, por lo que si equilibra su equilibrio de líquidos antes de usar la balanza, el resultado es más realista.

3. Retención de agua por hormonas

Muchas mujeres experimentan retención de agua durante su período. Esto se puede notar en la balanza con hasta dos kilos más.

Para obtener un resultado confiable, este factor debe tenerse en cuenta durante la menstruación.

4. Ciertos alimentos afectan el peso

Aparte de las calorías, los alimentos también pueden tener un impacto directo en el peso corporal. Por ejemplo, comer alimentos salados conduce a la retención de agua.

Pero en realidad los alimentos saludables que son muy ricos en fibra también pueden retener líquidos en el cuerpo. Por supuesto, eso no es motivo para evitar los productos integrales, las frutas y las verduras.

Quienes consumen estos alimentos con regularidad casi nunca notarán fluctuaciones de peso.

5. Súbete a la balanza todos los días

Varios estudios muestran: Quienes se pesan a diario notan las más leves fluctuaciones de peso y pueden reaccionar ante ellas de inmediato, por lo que los objetivos de pérdida de peso se pueden lograr más rápido.

Al mismo tiempo, sin embargo, existe el riesgo de caer en un trastorno alimentario.

Además, el pesaje diario no produce necesariamente resultados realistas. Debido a que el peso corporal a menudo cambia durante la semana, después del fin de semana, muchas personas pesan un poco más que antes.

Para encontrar un buen valor medio con el pesaje, el miércoles es un día de pesaje adecuado para determinar el peso corporal. Pesarse una vez a la semana es suficiente para mantener su peso bajo control.

6. Usa diferentes escalas

Aquellos que todavía se pesan más a menudo se suben a la balanza en varias ocasiones, pero quien cambia de dispositivo en casa, en el gimnasio o con amigos, debe esperar resultados diferentes.

Esto se debe a que cada báscula está calibrada de manera diferente: 70 kilos en una báscula no son necesariamente 70 kilos en otra.

Por lo tanto, para controlar el peso con precisión, siempre debe usar la misma báscula. De esta forma, las posibles fluctuaciones son más fiables y los resultados se pueden comparar entre sí.

El peso solo no cuenta

Hormonas, comida salada, ejercicio: el peso corporal está influenciado por una serie de factores, a veces más, a veces menos. Por tanto, las pequeñas fluctuaciones no son motivo de pánico.

Además: el peso por sí solo suele proporcionar información limitada sobre la apariencia física y la aptitud personal.

En lugar de depender únicamente de las básculas de peso, vale la pena comprar una báscula de grasa corporal, porque también proporciona información sobre el porcentaje de grasa corporal y la masa muscular.

Cualquiera que gane peso durante un programa intensivo de entrenamiento de fuerza, entonces sabe si esos kilos provienen de los músculos o de los michelines.

Importante: No se suba a la báscula inmediatamente después de la ducha. Porque la alta humedad o la piel ligeramente mojada pueden falsear el resultado.

fuente

Pacanowski, CR & Levitsky, DA (2015): Frequent Self-Weighing and Visual Feedback for Weight Loss in Overweight Adults, accedido el 23 de noviembre de 2020 https://www.hindawi.com/journals/jobe/2015/763680/

Báscula de grasa corporal Tanita en la tienda FIT FOR FUN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion