Quema de grasa y desarrollo muscular: entrenamiento intensivo HIIT con mancuernas con el entrenador Seyit

¿Qué tan agotador se vuelve un ejercicio de este tipo si todavía usa mancuernas?

El entrenamiento perfecto para todo el cuerpo

En alrededor de 50 minutos, seguramente te llevará a tu límite físico y con sus ejercicios seleccionados, casi todos los músculos temblarán.

Piernas, glúteos, espalda, brazos y pecho: hay algo para cada parte del cuerpo.

Para el entrenamiento necesitas mancuernas además de tu almohadilla de entrenamiento.

Seyit recomienda para:

  • Las mujeres pesan de cuatro a seis kilogramos
  • Los hombres pesan de ocho a doce kilogramos

Por supuesto, también puedes adaptar las mancuernas individualmente a tu nivel de entrenamiento.

Pero no se exceda al principio. Debido a la gran cantidad de repeticiones, el peso se vuelve más pesado con cada ronda.

Así es como se hace: cada uno de los seis ejercicios se completa 20 veces o 90 segundos por vuelta. Después de cada vuelta hay un descanso de un minuto antes de que vuelva a ponerse difícil. ¿Puedes hacer las cuatro rondas?

Maximiza la fuerza muscular y la quema de grasa.

La ventaja de este tipo de entrenamiento no es solo que puedes hacerlo fácilmente en casa.

Mediante la combinación de intensos estímulos musculares y pausas muy breves o casi inexistentes, su pulso se acelera adecuadamente.

«Lo bueno de este entrenamiento es que no solo entrenamos todo nuestro cuerpo, sino que también quemamos muchas calorías», confirma Seyit.

Con estos ejercicios compuestos, no solo exiges la fuerza de tus músculos, también estimula la quema de grasa al mismo tiempo, ¡suena como un entrenamiento perfecto!

Otra ventaja: debido a la gran cantidad de repeticiones, los pesos adicionales no tienen que ser pesados ​​en absoluto, sus músculos definitivamente están estresados.

¿Que estas esperando? ¡Coge las mancuernas y empieza!

1. Sentadillas con press de hombros

Este primer ejercicio compuesto hará que todo tu cuerpo trabaje duro desde el principio y dejará tus piernas y hombros doloridos.

  • Sostenga las mancuernas al nivel de sus hombros con las palmas hacia su cuerpo. Baja a la sentadilla profunda.
  • Ponte de pie con las piernas hacia arriba y levanta ambas mancuernas por encima de la cabeza con los brazos extendidos.
  • Baja los brazos y vuelve a hacer la sentadilla profunda para empezar de nuevo.

Propina: Para que los músculos de los glúteos funcionen correctamente, asegúrese de presionarse con los talones.

2. Estocadas laterales

Incluso con esta combinación de ejercicios, es necesario volver a utilizar las piernas y los hombros.

  • Colóquese en un extremo de su colchoneta de ejercicios con un peso en cada mano.
  • Ahora da una estocada hacia atrás: tu pierna delantera forma un ángulo de 90 grados, la rodilla trasera casi toca el suelo.
  • Luego, vuelva a enderezarse y haga el levantamiento lateral levantando ambos pesos de lado hasta los hombros.

Para que sus hombros trabajen realmente duro, levante las pesas de manera explosiva y luego bájelas lentamente y de manera controlada.

3. Peso muerto con curl de bíceps

Este ejercicio también continúa intensamente. Diviértete con la combinación de peso muerto y curl de bíceps.

  • Comience en una posición erguida, al ancho de la cadera, con un peso en cada brazo extendido.
  • Doble lentamente la parte superior de su cuerpo hacia adelante, doble ligeramente y baje las mancuernas de las piernas de manera controlada.
  • Cuando esté al nivel de tus espinillas, endereza de nuevo empujando tus nalgas hacia adelante.
  • Luego, mientras estás de pie, haz un curl de bíceps con ambos brazos colocando las pesas frente a tus hombros.

Precaución: No deje que sus hombros cuelguen cuando haga peso muerto, en su lugar, tire activamente de los omóplatos hacia atrás; esto protegerá su columna vertebral.

4. Remo en tabla

Este ejercicio pondrá su cuerpo bajo mucha tensión; la posición inicial es la tabla alta.

  • Para el tuyo, colócate con las manos en las mancuernas.
  • En esta posición, realice los movimientos circulares cambiando su peso sobre un brazo y tirando del otro brazo y el peso hacia arriba desde el costado de su cuerpo.

Es mejor realizar estos movimientos un poco más lento y más controlado para que realmente puedas sostenerte con seguridad en las mancuernas.

Además, asegúrese de mantener la cabeza alineada con la espalda, de modo que esté mirando al suelo.

5. Elevaciones pélvicas y prensas apretadas

Pronto lo habrás logrado, solo aguanta un poco y aprieta las nalgas; tienes que hacer lo último con este ejercicio de todos modos.

  • Acuéstese boca arriba sobre su colchoneta con las piernas dobladas y una mancuerna en cada mano.
  • Empuje ambos pesos hacia arriba frente a su pecho y levante la pelvis también. En esta posición, suba y baje las mancuernas de manera controlada: su trasero permanece permanentemente en el aire.

Al igual que con las sentadillas, aquí se aplica lo siguiente: para activar los músculos de las nalgas, su peso debe estar principalmente sobre los talones.

6. Sprint en el acto

¡Ahora es el momento de volver a acelerar y movilizar todas las reservas de energía! Si aún no está sin aliento, estará garantizado después de este último chorro.

  • Sostenga una mancuerna en cada mano y corra durante 90 segundos levantando las rodillas lo más rápido posible.

Simplemente no olvide respirar de manera uniforme mientras se esfuerza. Entonces ya ha completado la formación, ¡muy bien hecho!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion