Botiquín de primeros auxilios: la lista de verificación para unas vacaciones seguras

Cualquiera que viaje no solo debe tener chanclas y trajes de baño en su equipaje, porque el dicho «diferentes países, diferentes costumbres» también se aplica a la atención médica. Así que es mejor tener todo lo que necesitas contigo.

Con nuestra lista de verificación para su botiquín de primeros auxilios, puede ir a lo seguro, independientemente de si está buscando aventuras deportivas o la próxima silla de playa.

Medicamentos para el botiquín de primeros auxilios.

  • Es mejor tenerlo siempre contigo: un analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno.
    Por lo tanto, ya está preparada para numerosas quejas (por ejemplo, dolor de cabeza, dolor menstrual o dolor de heridas). Ambos remedios también ayudan contra la fiebre, especialmente el ibuprofeno contra la inflamación.
  • Si la comida no le resulta familiar durante las vacaciones, no debe faltar un remedio para la indigestión, las náuseas y los vómitos (por ejemplo, Iberogast) (especialmente si la cocina extranjera es muy picante). Por otro lado, solo recomendamos los medicamentos clásicos para la diarrea, como tabletas de carbón o loperamida, si quieres sobrevivir a un vuelo «sin accidentes». De lo contrario, es mejor eliminar los gérmenes en las heces lo antes posible. Para evitar una pérdida excesiva de líquidos y electrolitos, se recomienda una mezcla de glucosa y electrolitos preparada en la farmacia.
  • Mientras tanto, las personas alérgicas no deben olvidar en modo alguno sus antihistamínicos, es decir, los agentes antialérgicos. La fiebre del heno realmente puede arruinar tus vacaciones.
  • Si, por el contrario, sufre de cinetosis (incluidos mareos y náuseas), las tabletas o chicle con el ingrediente activo dimenhidrinato pueden ayudar.

¿Qué más pertenece al botiquín de primeros auxilios?

Los turistas inteligentes adaptan su botiquín de primeros auxilios a su destino de vacaciones: unas vacaciones en la playa, por ejemplo, requieren diferentes materiales de primeros auxilios que unas vacaciones en la montaña.

Los viajes deportivos (como buceo, esquí o vacaciones de yoga) también requieren una preparación especial, ya que el cuerpo se enfrenta a diferentes desafíos.

Cualquier persona soltera y en busca de una aventura amorosa también debe usar condones (y posiblemente otros anticonceptivos). Sin embargo, en el caso de una enfermedad o lesión grave, es importante no solo confiar en su farmacia de vacaciones.

Si los síntomas son preocupantes, se debe consultar a un médico.

Búsqueda de médicos: encuentre médicos de cabecera y reserve una cita en línea de forma gratuita

Por lo tanto, es importante anotar los números de emergencia del país de vacaciones y mantenerlos en la bolsa de primeros auxilios, especialmente si viaja fuera de Europa.

En Europa, puede comunicarse automáticamente con el centro de control de rescate local marcando el 112.

Los viajeros deben prestar atención a esto

  • Si tiene una enfermedad crónica, debe llevar medicamentos para varios días en su equipaje de mano cuando viaje en avión; tenga en cuenta las normas de viaje. Si luego se pierde una maleta, los problemas no surgen de inmediato.
  • Lleve consigo el número de teléfono del médico de cabecera y posiblemente del pediatra, para que pueda consultar una consulta por video en caso de emergencia y obtener el asesoramiento de un experto, incluso si, por supuesto, no es posible realizar un diagnóstico remoto por teléfono. Aún así, puede ser reconfortante escuchar una voz familiar y obtener una segunda opinión si tiene que ir al médico en el lugar.
  • Si es necesario, tenga en cuenta la diferencia horaria en el destino de vacaciones si los comprimidos (como la píldora) deben tomarse a una hora determinada del día.
  • Al armar su farmacia de vacaciones, también tenga en cuenta las condiciones climáticas en el lugar: los supositorios y aerosoles son absolutamente inadecuados en el calor porque pueden derretirse o explotar. Mantenga el botiquín de primeros auxilios a prueba de niños, impermeable y a la sombra. Al conducir, es mejor tenerlo a mano debajo del asiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion